No limpio pescado

Antonio Recio, mayorista, no limpio pescado. Casi cualquier televidente de hoy conoce esta frase a la perfección. Se trata, sin duda, de una de las señas de identidad más destacadas de Antonio Recio, personaje interpretado por el actor Jordi Sánchez en la conocida serie ‘La que se avecina’, producida por Mediaset España e Infinia. Se emite en Telecinco, FDF y Neox, entre otros canales.

‘La que se avecina’ es una serie secuela de ‘Aquí no hay quién viva’, creada por Daniel Deorador y Laura y Alberto Caballero*, que responde al género comedia. Cuenta con gran parte del elenco de su antecesora y con el mismo equipo técnico. Al igual que la serie de la que deriva, el argumento de ‘La que se avecina’ gira en torno a una comunidad de vecinos situada en la urbanización ‘Mirador de Montepinar’, un bloque de tres pisos con 10 viviendas, áticos dúplex y bajos con jardín incluidos. La serie narra las peripecias y roces de convivencia de sus inquilinos, desde la compra de los pisos (realizando una mordaz critica del boom inmobiliario en este sentido) hasta sus amores y desamores. Bajo el humilde punto de vista de la que escribe estas líneas, el punto más fuerte de la serie son sus propios personajes, ya que poseen una personalidad que conforma un todo al margen del guión. Es el caso, por ejemplo de Enrique Pastor (José  Luis Gil), Concejal de Juventud y Tiempo libre ante todo; el del ya mencionado Antonio Recio Matamoros (Jordi Sánchez), que no limpia pescado y tiene un imperio por ser un mayorista triunfador, o el de Judith Becker (Cristina Castaño), la ‘comecocos’ en busca de su príncipe azul, entre otros muchos.

¿ES ‘LA QUE SE AVECINA’ UNA SERIE MACHISTA?

A primera vista podría parecer que ‘La que se avecina’ es una serie machista, al menos por las recurrentes apariciones de expresiones como ‘pinchito’, ‘merengue merengue’, ‘te voy a dar mandanga’ o por algunos otros factores, como la existencia de un alter ego de Amador Rivas (interpretado por Pablo Chiapellia) llamado ‘El capitán Salamí’. Sin embargo, los prejuicios nunca son buenos compañeros de viaje. Para comprobar si se trata de una serie que infravalora a la mujer (o no) vamos a aplicar el test de Bechdel y los ‘TV tropes’.

Según el test de Bechdel debe haber al menos dos personajes femeninos en el producto audiovisual y ambos deben tener nombre. En este caso hay más de dos (diecisiete en concreto) y todas poseen sus propios nombres, apellidos y apodos en algunos casos. Para demostrarlo, a continuación incluyo una lista de los personajes femeninos, su descripción y el nombre de la actriz que los interpreta: Araceli Maradiaga, ex mujer de Enrique Pastor y actual pareja de Reyes (interpretada por Isabel Oraz); Maite Figueroa, ‘la cuqui’ (Eva Isanta); Carlota Rivas, hija de Maite y Amador (Carlota Boza); Raquel Villanueva, antigua directora, representante y vendedora de pisos de Mirador de Montepinar  (Vanesa Romero); Angelines Chacón Villanueva o ‘Nines’, prima de Raquel (Cristina Medina); Berta Escobar, ama de casa cristiana y mujer de Antonio Recio (Nathalie Seseña); Izaskun Sagastume, jubilada okupa y fumadora compulsiva (Mariví Bilbao); María Dolores Trujillo o ‘Lola’, aficionada a la fotografía y al espectáculo, posteriormente actriz (Macarena Gómez); Judith Becker, psicóloga y actual mujer de Enrique Pastor (Cristina Castaño); Violeta Recio Matamoros, desequilibrada mental y hermana de Antonio Recio (Silvia Abril).

Del mismo modo, durante las anteriores temporadas también aparecen otros personajes como Gregoria Gutierrez o ‘Goya’, fallecida madre de Javier Maroto; Sandra Espinosa, ‘la becaria’ de la peluquería de Araceli en un inicio y posteriormente camarera en el bar de Enrique (Sofia Nieto); Maria Teresa Valverde, jubilada (Gemma Cuervo); Patu, amiga pija de Maite (Natalia Hernández); Cristina Aguilera (Malena Alterio); ‘Justi’ Latorre, madre de Amador Rivas (Amparo Valle); Reyes Roca, dentista y pareja de Araceli (María Casal) y Francisca Pacheco o ‘Estela Reynolds’, actriz durante la época del destape y madre de Lola (Antonia San Juan), entre otras. Tras esta interminable exposición de nombres queda claro que la serie no se rige por ‘el principio de Pitufina’, o lo que es lo mismo, el tópico por el cual sólo existe un personaje femenino en un grupo de personajes masculinos.

La segunda regla del test es que dichos personajes deben entablar una conversación a lo largo de la historia. Y la entablan durante más de 60 segundos, cumpliendo también la variación establecida por Anita Sarkeesian, administradora de ‘Feminist Frequency’. Sin embargo y adentrándonos en el tercer y último paso del test, cabe destacar que en la mayor parte de las ocasiones las conversaciones se mantienen en relación al interés romántico o sexual hacía un hombre, lo que significaría una brecha de genero bastante significativa. En contrapunto, también es preciso señalar que, en la mayor parte de las ocasiones, las conversaciones mantenidas por los personajes masculinos también suelen estar relacionadas con la mujer, su interés romántico, sexual o familiar. Como en ambos casos, masculino y femenino, el sexo opuesto es tema omnipresente de conversación es bastante licito preguntarse si la brecha de genero existe o no.

OTROS ‘TROPES’ O CLICHÉS

Ni el ‘trope’ de ‘la mujer en la nevera’ (la mujer es asesinada y almacenada en la nevera para disgusto de su amado, que actúa como vengador), ni el de ‘la femme fatal demoníaca’ (ser sobrenatural o maligno con cuerpo de mujer sensual), ni el de ‘la feminista de paja’ (mujer feminista llevando sus ideas al límite para desprestigiar al personaje) se cumplen. De este modo, creo que, tras este análisis, ‘La que se avecina’ no es una serie que desprestigie el rol femenino, al menos en exceso.

*La serie en su inicio fue íntegramente producida por Alba adriática, cuyo productor ejecutivo fue José Luis Moreno. 

Cristina Castaño tira de la corbata a José Luis Gil

Anuncios

Una respuesta a “No limpio pescado

  1. Perdona, pero este análisis es bastante superficial, y no entras para nada en el fondo, es decir, en la expresiones oscenas y fuera de lugar tanto del Recio como del Capitán salami, e incluso de Estela o de Berta, para mi, estos 4 personajes sobran de la serie, especialmente los dos primeros,al contrario de lo que piensan muchos, son personajes soeces (supongo que a la altura del público para los que están destinados). Creo que “aquí no hay quién viva”, es mil veces mejor que “la que se avecina”. El humor de la anterior es más fino y equilibrado, para mí estos personajes son demasiado vulgares e insultantes, resultando ofensivos y haciendo gracia de estereotipos que en la realidad son machistas, xenófogos… etc. Creo que es basura para idiotizar a las masas, y encima lo consigue. ¡Que asco de país! Esto es como los que aplaudían el personaje de Torrente y sus actitudes, así nos va…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s