“Indomable”, la fortaleza hecha mujer

A principios de este año se estrenó en nuestro país Indomable (Haywire), de Steven Soderbergh, director de películas muy conocidas como “Erin Brockovich“, “Ocean’s Eleven” y sus respectivas secuelas, “Contagio” y “Magic Mike“, entre otras.

Esta película es un thriller lleno de acción, protagonizado por Gina Carano en el papel de Mallory Kane, una joven soldado que trabaja encubierta a las órdenes de Kenneth (Ewan McGregor), el encargado de ofrecer sus servicios a entidades globales. Tras una misión, Mallory es traicionada por su jefe, que ha planeado que sea asesinada por un cliente irlandés llamado Paul (Michael Fassbender). Pero cuando la joven descubre que ha sido traicionada, inicia una huida para protegerse a ella misma, pero sobre todo para vengarse de todos aquellos que querían verla muerta.

Lo mejor de la película es que cuenta con actores de mucho prestigio, como Michael Douglas, Antonio Banderas o Ewan McGregor , y otros que aunque no tienen tanta experiencia, se van ganando poco a poco tanto al público como a la crítica, como Channing Tatum y especialmente, Michael Fassbender.

Aunque la protagonista total es Gina Carano, de la que hablaremos más adelante, el elenco masculino tiene una gran importancia en la trama, especialmente Ewan McGregor y Michael Fassbender. El primero cumple bien su papel de jefe cruel, un hombre que mantuvo una relación sentimental meses atrás con Mallory, pero que es capaz de planear su muerte para librarse de ella. El segundo tiene el papel de un cazador que acaba siendo cazado por su presa. Él tampoco es capaz de acabar con Mallory, pero además, acaba siendo el peor parado de todos.

Es una película con mucha acción, con un ritmo rápido que ayuda a que no se haga pesada en ningún momento. Además, Gina Carano cumple su papel de una manera más que aceptable, sobre todo porque al ser luchadora profesional, hace que las peleas tengan un realismo y crudeza que sorprende bastante.

No es la mejor película de Steven Soderbergh, pero tampoco es la peor, en absoluto. Tiene acción durante prácticamente la hora y media que dura la cinta, y además como he dicho anteriormente, el hecho de tener actores de renombre hace que la calidad suba bastante. Probablemente, si hubiesen sido actores desconocidos, la película no habría tenido la misma aceptación por parte del público, que por otra parte, tampoco ha sido muy alta.

En cuanto al papel de la mujer…

Mallory Kane no tiene nada que envidiar a ninguna de las superheroínas que todos conocemos. Es una mujer fuerte, independiente y muy inteligente. Sabe enfrentarse a cualquier adversario, algo que demuestra muy bien en las luchas cuerpo a cuerpo con Channing Tatum, Michael Fassbender y Ewan McGregor.


No confía absolutamente en nadie, excepto en su padre, la única persona de su familia que sabe a lo que se dedica e incluso le ofrece ayuda cuando tiene que vengarse de los que la traicionaron.

Evidentemente, ayuda mucho que Gina Carano sea luchadora profesional para encarnar de forma tan realista a una mujer de ese tipo. El director vio que tenía las cualidades perfectas para interpretar al personaje que tenía en mente para protagonizar esta película.

Steven Soderbergh suele utilizar muchos personajes femeninos, pero lo importante es que suele dotarlos de una inteligencia y fortaleza que no se ve en muchos directores.
Tiene respeto por la mujer, y lo refleja en muchos de esos papeles femeninos.
En esta película consigue que la mujer no sea un mero objeto. Se olvida de los clichés típicos.
En un primer momento, se podría pensar que existe en esta peli el “Principio de la Pitufina”, es decir, una sola mujer rodeada de hombres. Pero en este caso la protagonista es ella. Se invierten los papeles de forma radical. Ella no es dependiente de todos esos hombres, sino que es la protagonista de manera totalmente independiente de ellos.
Pero aparte de eso, no se cumple ningún otro tópico de los que solemos ver en cine y televisión.
Lo negativo, por otra parte, es que no se cumple el Test de Bechdel, ya no que no hay dos personajes femeninos que entablen una conversación durante la película. Por ello, al ser la única mujer rodeada de hombres de los que no depende, parece que se “masculiniza” un poco su personaje.

Aun así, hay que destacar que Mallory es un personaje femenino, y como tal, no pierde su feminidad en ningún momento. Pero tampoco es una mujer florero ni dependiente, por lo que se vuelve luchadora cuando lo tiene que ser. Es de agradecer ver un papel así en el cine, algo a lo no nos tienen nada acostumbrados, especialmente porque muchos directores no saben cómo llevar de forma correcta los personajes femeninos en sus películas.
De este mismo director, tenemos el ejemplo de Erin Brockovich, una mujer que pasa por un verdadero drama, pero que sale adelante. Es otro ejemplo de mujer fuerte, en este caso emocionalmente más que físicamente como ocurre con Mallory Kane.

Por último, es interesante conocer la reflexión que hizo Soderbergh a la hora de escoger a Gina Carano para esta película. Resume muy bien la visión de este director sobre el cine de acción y la mujer:

«Había visto por casualidad un par de combates de Gina y se me ocurrió que podía combinar mi deseo de hacer una película de espionaje realista con sus habilidades (…) Me preguntaba por qué tenía que ser siempre un hombre. Estaba seguro de que podía haber más de una mujer, aparte de Angelina Jolie, que podía ir por ahí con una pistola».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s