Noche de jamón ibérico y palomitas: cine 100% made in Spain

Anoche el canal Paramount Comedy decidía darle una oportunidad al cine español mediante la emisión de la película ‘Fuga de Cerebros’ (2009). Esta comedia, dirigida por Fernando González Molina, gira en torno a varias historias de amor y cuenta con un reparto de lujo, al menos para los amantes de los productos audiovisuales españoles. Mario Casas, Amaia Salamanca, Canco Rodríguez, Blanca Suárez, Antonio Resines y Loles León son ejemplos de caras conocidas presentes en esta producción conjunta de Antena 3 Films y Cangrejo Films.

Tras el estreno del film, Javier Cortijo de ‘ABC’ calificaba la película de “Supersalidillos”(…) chorreón bastardo rebañado de la penúltima comedita yanqui (…) ”. Por su parte, Luis Martínez de ‘El Mundo’ sentenciaba: “El arsenal desplegado de incorrección política vive tres o cuatro momentos límite sencilla y sicalípticamente gozosos. Cierto es también que las concesiones a lo que se entiende por comercial en su acepción más burda, moralizante y relamida arruinan en parte la labor corrosiva”. Sin embargo, y a pesar de que las críticas no ofrecen referencias excesivamente positivas sobre este film, las cifras hablan por si solas. Según datos de Filmaffinity, sólo en su primer fin de semana, la cinta consiguió 200.000 espectadores y 1,2 millones euros de recaudación. En total consiguió  más de 1,1 millones de espectadores y unos ingresos de casi 7 millones de euros, convirtiéndose en la película más vista en España durante ese año.

EL ARGUMENTO

Emilio (Mario Casas) es el típico friki con mala suerte. El desafortunado protagonista es, además, portador de todo tipo de aparatos ortopédicos (lo que lleva a la exageración de este cliché) y está enamorado de Natalia (Amaia Salamanca), la chica guapa de clase. Cuando acaban el instituto, Natalia recibe una beca para estudiar Medicina en Oxford. Como Emilio nunca ha podido declararse, decide ir a Oxford y expresar a Natalia lo que siente de una vez por todas. Un detalle muy importante es que Emilio, durante su aventura, siempre estará acompañado por sus fieles amigos; entre ellos un ciego (Alberto Amarilla), un paralítico (Gorka Lasaosa) y un gitano camello (Canco Rodríguez).

EL TEST DE BEDCHEL: SUSPENSO CON CRECES

Como se observa, el predominio de protagonistas masculinos es aplastante, lo que nos podría llevar a pensar que la película cumple con ‘el principio de Pitufina’, por el cual sólo existe un personaje femenino… y, por extensión, existe una gran brecha de género. Sin embargo, además de Natalia también hay otros personajes femeninos como ‘Voz Angelical’ y Claudia, que encontrarán el amor en ‘Chuli’ y ‘Ruedas’, respectivamente.

Ya que en el film no se cumple el ‘principio de Pitufina’ y Natalia y Claudia son nombres reales, la cinta aprueba el primer paso del test de Bedchel. Sin embargo, éstas nunca mantienen una conversación a lo largo de la historia. Es cierto que en un momento determinado Natalia pregunta por Emilio y ‘Voz Angelical’ le responde… sin embargo, eso no puede considerarse conversación sino un efímero intercambio de palabras. Y si lo fuera (una conversación) la temática de la misma sería un hombre. En definitiva: la película suspende con creces el test de Bedchel y es posible afirmar que existe brecha de género.

¿PESIMISMO ANTE LA REPRESENTACIÓN FEMENINA?

Tras este análisis no puedo evitar preguntarme si el cine español (o al menos esta película, generalizar no es bueno), muestra a la mujer como a un elemento secundario de la realidad. El hecho de que la protagonista principal lo sea por ser objeto de deseo de un hombre, el hecho de que esta misma sea una rubia explosiva perfecta en cuanto al canon establecido en la actualidad de mujer atractiva, o el hecho de que exista un personaje femenino con ausencia de nombre real (‘Voz Angelical’) da bastante en que pensar.

En contrapunto, es posible echar un capote a la película en cuanto a la utilización del canon actual de belleza (mujer explosiva de 90 – 60 – 90). Exceptuando a Natalia, el resto de personajes femeninos no son mujeres ‘perfectas’ como tal y, siendo un film comercial, este factor podría jugar en su contra disminuyendo las ventas.

Por último, al margen de la caracterización de ‘chico friki’, el actor Mario Casas es sobre todo conocido por su gran éxito entre el público femenino… en conclusión, la cinta incluye a una mujer atractiva ante los ojos del público masculino, pero también muestra a un hombre atractivo ante los ojos del público femenino, lo que equilibraría un poco la balanza a pesar del enorme suspenso en el test de Bedchel.

Fuga de cerebros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s