‘The Pelayos’: Hagan juego señores

¿Qué harías si tu padre te propone desbancar un casino y no tuvieras oficio ni beneficio? ¿Seguirías adelante?  Pues esa es la historia real de un madrileño llamado Gonzalo García – Pelayo y su familia. A la altura del verano de 1992 consiguieron ganar legamente 70 millones de pesetas en el Casino Gran Madrid. Y continuaron con su método en diferentes casinos de todo el mundo (Las Vegas, Australia, Austria, Dinamarca, Holanda…).

the_pelayos-697145869-large_650

Rara vez una entrada de ‘Género Neutro’ sobre cine español comienza con una introducción histórica. En esta ocasión, con el objetivo de analizar la cinta ‘The Pelayos’ (2012) es cuanto menos, necesario. Por no decir imprescindible. El film dirigido por Eduard Cortés narra la historia de Gonzalo (Lluís Homar), un polifacético padre de familia con cinco hijos y 16 hermanos (en la realidad, en la ficción no tantos). Y es de vital importancia resaltar el adjetivo polifacético pues Gonzalo desempeñó diversas profesiones, muy distintas unas de otras: productor musical, director de cine, locutor de radio, jugador de casinos y apoderado de toreros. Probablemente, para un director cinematográfico es todo un honor que su historia se lleve a la gran pantalla.

Ahora, al margen de la realidad, es hora de centrarse en la ficción. ‘The Pelayos’ cuenta con un reparto de lujo, al menos para los amantes del cine español, que cuenta con actores de la talla de Daniel Brühl, que da vida a Iván, hijo de Gonzalo y principal encargado de organizar a la familia en el casino. Miguel Ángel Silvestre (Alfredo o ‘Fredy’) y Blanca Suárez (Ingrid) también son un reclamo para el público, el para ellas y viceversa. El sello español, es decir, el guaperas que enseña cacho o la mujer como un mero elemento sexual, no podía faltar…

mamcarne

Con humildad y en primera persona, me parece un acierto que el cine español sea el encargado de llevar a la gran pantalla la historia de los Pelayos, una familia española. También que Televisión Española colabore. Es inevitable señalar que la cinta recuerde en gran medida a la archiconocida por todos ‘Ocean’s Eleven’, pues hay casinos de por medio y un grupo de varones con el mismo aire de chulería que Brad Pitt, George Clooney y sus secuaces.

A favor de la película es necesario decir que no se parece en nada a las últimas joyitas que el cine ha creado en colaboración con alguna cadena de televisión, como es el caso de ‘Mentiras y Gordas’, entre otras. En este caso, el argumento del film tiene bastante consistencia y de hecho, las críticas que ha recibido son positivas en gran medida: “Cortés ha decidido componer una película de timos de las de siempre, quizá la opción más fácil pero un producto muy entretenido, y eso no es poco” decía Javier Ocaña en el diario El País. Sin embargo, las críticas menos positivas tampoco faltan. Y aquí, en las críticas no tan positivas, es donde entra ‘Género Neutro’, pues la representación de la mujer es pésima.

MÁS CARNAZA NO, POR FAVOR

Aunque la película no padece del ‘principio de Pitufina’ la representación femenina es significativamente menor que la masculina. Ingrid (Blanca Suárez, como ya se ha señalado anteriormente), Shui (Huichi Chui) y Vanessa (Marina Salas) son las únicas féminas entre todo un clan de hombretones. Sin embargo, resulta curioso que ellas tres sean las únicas con perspectivas de futuro, o al menos, las únicas con trabajo: Ingrid es crupier, Shui trabaja en un restaurante y Vanessa es periodista. En esta última se nota la influencia de TVE (solo probablemente, es una hipótesis), pues trabaja como reportera en la televisión. Un punto a favor en la representación femenina, las mujeres están incluidas en el mundo laboral.

Por otra parte, cabe destacar que la existencia de Ingrid y Shui está ligada a la existencia de Gonzalo, Alfredo e Iván. El amor (o el sexo) siempre, o casi siempre, está presente en el séptimo arte y esta cinta no es una excepción. En ‘The Pelayos’, Ingrid es el ‘rollo’ de Alfredo y Shui el amor de Gonzalo e Iván. Platónico para el primero y real para el segundo. De tal suerte que, sin la existencia de ellos, la presencia de ellas sería irrelevante para el argumento. La única que goza del ‘privilegio’ de existir autónomamente es Vanessa, por formar parte del clan de los Pelayos.

De este modo, valga que la representación femenina sea inferior a la masculina. Valga que la existencia de las protagonistas dependa de la existencia de los varones como un mero elemento romántico o sexual. Pero el colmo de los colmos es la fiebre española por mostrar carnaza, aunque sea con calzador. De forma forzada en la película se muestran los pechos desnudos de Shui y Ingrid, aunque sea en un coito. Y digo forzada por la utilización de primeros planos, por ejemplo. O porque las primeras en aparecer sin ropa siempre son ellas. Esto contrasta con que, en el caso de Shui, ella es la que toma la iniciativa y se convierte en la autoridad con Iván en cuanto a cama se refiere. Quizá esta ‘concesión’ a la mujer de llevar al mando intente paliar de algún modo los desnudos con calzador.

carnazapelaos

RESUMIENDO

Desde un punto de vista de igualdad de representación de sexos, está película demuestra que al cine español aún le queda mucho por aprender y tiene un largo camino por recorrer. La mujer aún se concibe como un mero elemento sexual o dependiente del hombre, sin embargo ya proyecta cierta autonomía en su carácter, personalidad y está incluida en el mercado laboral.

En cuanto al tópico de “el cine español es malo”, es necesario resaltar que lo deja un poco obsoleto. Es un film entretenido, con argumento y consistencia. Además el macho ibérico apenas se representa; excepto en algunas de las camisas de Alfredo (y en cierto modo en su forma de ser, que es bruto a más no poder), y en Balón (hermano de Gonzalo), interpretado por Vicente Romero, que es un buen ejemplo del macho español. El resto de personajes tienen elegancia y carácter autónomo, comenzando por Gonzalo.

camisa pelayos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s