Breaking Bad: El hombre dispuesto a todo por proveer a su familia

BREAKING PORTADA

June Fernández, directora de Pikara Magazine y  Mari Kazetari

Breaking Bad es una serie de lo más recomendable: original, cómica a ratos y trepidante a otros, entretenida pero con miga para reflexionar… También desde la perspectiva de género, dado que su protagonista actúa en todo momento condicionado por los valores asociados al modelo de masculinidad tradicional: el padre de familia cuyo papel primordial es mantener económicamente a la familia.

Se trata de Walter White, un profesor de Química en un instituto de Secundaria, de 50 años, poco carismático, atrapado en una vida entre corriente y anodina. Su esposa se encuentra embarazada (sin buscarlo), y tienen también un hijo adolescente con una discapacidad. En el primer capítulo, Walter descubre que tiene un cáncer de pulmón incurable. Su máxima preocupación es dejar atado el futuro de su mujer y sus hijos cuando muera. Para ello, no se le ocurre mejor idea que iniciarse en la producción de metanfetamina junto con un exalumno, pequeño traficante, cabeza de chorlito y adicto al cristal. Ese es el primer capítulo. Imaginaréis todos los líos en los que se meten a lo largo de cinco temporadas.

BREAKING Walter Gus drogas

Esta extravagante reacción ante su enfermedad responde, por otro lado, al rol que esta sociedad sexista sigue asignando a los hombres: él siente que su papel es el de proveedor, y por tanto su prioridad absoluta es dejar a su familia una buena herencia con la que vivir cómodamente. Lo que ocurre es que meterse en el narcotráfico no sólo implica poner su vida en riesgo antes de tiempo sino, sobre todo, llevar una doble vida que exige ausentarse de casa y mentir sistemáticamente a su mujer y a su hijo. Justo cuando su familia sufre por el miedo a que él muera, se convierte en un ser desconocido que aparece y desaparece sin dar explicaciones. Al principio él piensa que su familia finalmente lo entenderá y se lo agradecerá. Pero conforme avanza la serie, tanto Walter Junior como Skyler dejan claro que lo que quieren de Walter es que ejerza de pareja y de padre, no que les mantenga. Por ejemplo, en la cuarta temporada, Walter se echa a llorar delante de su hijo y se avergüenza por ello. El chaval, que es uno de los personajes más sensatos de la serie, le dice que es la primera vez en un año que se muestra como alguien humano.

Pero al señor White le da igual estar perdiendo a su hijo y a su esposa. Entre otras cosas, porque en la tercera temporada, Gus Fring, el narcotraficante para el que trabaja, le había convencido de que siguiera con el siguiente argumento: “El hombre provee [a su familia]. Y lo hace incluso cuando no le aprecian, no le respetan, o incluso cuando no le aman. Él simplemente aguanta y provee. Porque es un hombre”.

BREAKING MUJER ok

Al principio de la serie vemos que Walter ama a su esposa, se preocupa por ella, se puede decir que en términos generales la respeta, incluso accede a someterse a quimioterapia por ella. Pero en realidad la trata como a una menor de edad, alguien a quien debe proteger, en vez de una persona adulta, una compañera de vida. Podría haberla hecho partícipe de su preocupación por su futuro económico y pensar soluciones juntos. Podría pensar que ella será perfectamente capaz de salir adelante. Pero no, prefiere tomar decisiones unilateralmente y ocultarle todo lo que está pasando.

Skyler, por su parte, representa de entrada un modelo de feminidad que hace fruncir el ceño: rubia, guapa, mucho más joven que él. Dejó su carrera para centrarse en el hogar y, si se me permite exagerar un poco, en la mitad de escenas de la primera temporada aparece echándose cremas y mascarillas. Al principio, la dinámica que se da en la pareja es de lo más prototípica: él va a su bola, toma decisiones por su cuenta, desaparece, miente, se reafirma en su falta de disponibilidad emocional, y ella le exige constantemente que se comunique, que exprese sus emociones, sospecha, le atosiga y controla… En la segunda temporada (no voy a destripar por qué) Skyler opta por estrategias más atípicas, como pagarle con la misma moneda: irse de casa sin decir a dónde va, hacerle sentir que él no se entera de nada de lo que ocurre en ese casa, ignorarle cuando él expresa su desconcierto… Y esa estrategia es interesante porque Walter se retrata: el mismo hombre que lleva meses viviendo una doble vida se desespera por el mero hecho de no saber dónde está su mujer ni qué hace durante un par de horas. A lo largo de la serie, además de seguir mintiéndola, llegará a intimidarla y agredirla varias veces, a la vez que seguirá declarándole su amor.

En algún momento de tensión, Walter dice cosas como “si supieran todo lo que estoy haciendo por ellos…”. ¿En serio se está metiendo en esa aventura por altruismo, por el bien de su familia? Hay más motivos. Por un lado, si hay algo que le mueve durante toda la serie es el orgullo de macho. Prefiere la loca aventura del narcotráfico que aceptar la ayuda económica de su cuñado (policía especializado en lucha contra el narcotráfico) o de un viejo amigo, casado con su primera novia, al que envidia porque ha triunfado y se ha forrado, mientras que él se ha quedado atascado en el poco glamuroso y remunerado oficio del profesor de Secundaria. Prefiere arriesgarse a que su cuñado sospeche de él que dejar que atribuyan a otro químico la identidad del misterioso Heisenberg (seudónimo de White), que cocina el cristal más puro de Nuevo México.

BREAKING mujer

Porque claro, para un hombre acomplejado, el mundo del narcotráfico resulta ser una fuente de satisfacciones inesperadas. No sólo hacerse célebre por la calidad de su droga. Le pone que su ingenio, sus cualidades de Mc Gyver y la valentía que le da saber que va a morir de todas formas le sirvan para poner en su sitio al capo de turno. Por más que diga que va a traficar lo justo para conseguir el dinero que quiere para su familia, lo cierto es que le engancha la adrenalina, el riesgo, pasar de una vida aburrida a una de hombre de acción. Y, finalmente, el poder.

Es como el corredor de bolsa que afirma estar volcado en sus negocios por el bien de su familia, a la que por otro lado ignora bastante. Es como Donald Draper, el publicista que protagoniza Mad Men, pero en el siglo XXI; es que los roles de género no han cambiado tanto. El modelo de masculinidad imperante hace que el riesgo y el reconocimiento en espacios públicos sean mucho más atractivos que la docencia, la familia y los cuidados. En cambio, se sigue esperando que las mujeres se sientan felices y satisfechas volcadas en lo doméstico.

BREAKING Walter mujer dinero

Menos mal que tanto Betty Draper (y después Megan Draper) como Skyler White se rebelan, en mayor o menor medida. Una quisiera que se rebelasen rápido, pero lo cierto es que esos pequeños actos revolucionarios que cometen en secreto son fascinantes. Skyler fuma un cigarro embarazadísima en su coche e ignora la miradas de reprobación de la señora del vehículo de al lado. En ese momento intuimos que esa transgresión marca un punto de inflexión. No quiero revelar cómo evoluciona su personaje, pero sí diré que es una evolución irregular y no exenta de disgustos. Una aplaude como loca ciertas decisiones y no entiende otras. Una no sabe si aprobar o no cómo utiliza las ‘armas de mujer’ para enfrentar conflictos. En este post en inglés se hace un interesante (aunque demasiado implacable para mi gusto) sobre este personaje: http://www.kellimarshall.net/television/skyler-white/. Lo que sí tengo claro es que al final de la cuarta temporada Skyler pronuncia una de las frases más memorables de toda la serie y que mejor condensa la trama principal de Breaking Bad: “Alguien tiene que proteger a esta familia del hombre que protege a esta familia”.

Anuncios

10 Respuestas a “Breaking Bad: El hombre dispuesto a todo por proveer a su familia

  1. totalmente de acuerdo. E insisto tb, al igual que la autora, que en muchas ocasiones, el papel de Skyler es denigrante para la mujer: ese excesivo control, la descontrola y le da un rol que ya no queremos.
    Me gusta, me gusta esa perspectiva de género. Sólo añadiría que la masculinidad sufre estos roles, los sufre. Aunque jamás en toda la historia, lo hayan comunicado.
    Yo, dsd el pcpio, me fijé en la perspectiva social que afecta a la manera de ser reprimida de Walter por no haber conseguido el éxito.

  2. Suscribo cada palabra de este post. La serie Braking Bad es una joya en diversos sentidos, porque retrata una forma de ser, pensar, es un análisis sociológico en toda regla. Los que tenemos la desgracia de vivir en EEUU, vemos muchas cosas retratadas en este Breaking Bad. Me parece fascinante todo lo que tiene que ver con la sanidad, si tienes dinero tienes acceso a toda una serie de tratamientos que peuden salvar tu vida. Y seria irónico que se curara del cáncer y muriera en una rellerta derivada del narcotráfico. Seria redondo.

  3. Muy buen artículo, enhorabuena. Estoy de acuerdo con las apreciaciones; voy justo por el último capítulo de la segunda temporada.
    (Sólo un detalle: “mintiéndole”, no “mintiéndola”; es intransitivo.)

    Saludos.

  4. Hola a todas y a todos. Yo acabo de empezar a verla (tercer capítulo de la 1ª temp.) y todo lo que decís se ve venir ya! Pero además, como consumidora de series, no estáis un poco hartas de que no haya series con mujeres protagonistas (salvando Nurse Jackie y Tara)? Desde el momento en que sólo somos secundarias ya podemos imaginar lo que viene después.

  5. Es una serie de televisión por dios santo. Una serie de televisión hecha por una compañía multimillonaria con el único objetivo de hacer dinero. Punto.

    ¿Es necesario dedicarle tantas palabras a discutir un producto televisivo hecho por ejecutivos y empresarios y cuyo único objetivo es generar divisas para dichos ejecutivos y ermpresarios?

    • Todos los productos (que se venden como productos) buscan el beneficio económico. Sin embargo, el objetivo de este blog y en concreto, de este artículo, es el análisis del papel de la mujer en la ficción audiovisual, no del dinero que pueda llegar a ganar cierta película o serie.

      Siempre que la imagen de la mujer sea tratada de una u otra forma, es necesario dedicarle tantas palabras como sea necesario para conseguir educar a la gente sobre los estereotipos audiovisuales a los que está sujeta la mujer.

  6. ¿Por qué en vez de hablar de un programa de televisión no hablan de arte? Supongo que entre tanta reseña de Walking Dead, James Bond y dibujitos de Disney no les queda tiempo para hablar de poesía.

    Con suma humildad les pregunto: ¿Por qué en vez de desperdiciar tiempo reseñando semejante porquería, no le dedican tiempo a hablar de las películas de john Cassavetes (les recomiendo especialmente Husbands o A woman under the influence), Bergman, Tarkovsky, Robert Kramer, Bujalski, Aaron Katz, Mike Leigh y tantos otros?

    Es muchísimo más gratificante ver media hora de John Cassavetes antes que una temporada completa de Breaking Bad o la nueva porquería de moda.

    • Como hemos dicho antes, este blog trata sobre la figura de la mujer en ficción audiovisual, ya sean series o cine. Hay muchísimos factores para hablar de las series hoy en día: están en auge y tienen mucho mayor prestigio que el cine actual.

      ¿Por qué hablar de The Walking Dead, James Bond o Disney? Es muy fácil. Más allá del gusto personal de cada uno, tratamos estos temas porque son masivos y pueden dar imágenes erróneas de la mujer a muchísimas personas. Denunciar que The Walking Dead comenzó siendo una serie con pésima representación femenina es importante. Analizar a los personajes femeninos de Disney, una factoría que crea estereotipos en la infancia y la juventud, es importante.

      Podrás considerar esto como “porquería”, al fin y al cabo cada cual tiene sus gustos. Sin embargo, este blog no es únicamente una escaparate para que digamos qué nos gusta y qué no, sino el analizar cómo trata la ficción audiovisual a la mujer. No vemos películas y series en este blog sólo por ser “gratificantes”, sino para denunciar la mala representación o reconocer la buena imagen femenina.

      Del mismo modo, aceptamos artículos de lectores, así que estaríamos encantados de que nos enviaras un artículo sobre la filmografía de Cassavetes o Kramer, por supuesto, siempre analizando lo más objetivamente posible el papel de la mujer en ellas.

  7. El artivulo comenzaba bien pero cuando alaban que una mujer embarazada fume..bueno que se puede esperar de un sitio que se dice ser “neutro” cuando claramente esta inclinado a uno en particular. Y esta serie es sumamente OFENSIVA para aquellos países tercermundistas como los de latininoamerica que sufren VIOLENCIA y MUERTE para que los países de primer mundo (principalmente EUA) tengan su puta droga..

  8. Muy interesante y necesario el artículo, sólo hecho en falta algo que a mí me destruyó sobremanera y me hizo odiar esa serie desde el principio:

    En uno de los capítulos hay una escena de abuso sexual con violencia del protagonista a su pareja. Y lo plantean de un modo tal que queda como un “pobrecito, estaba nervioso y no controlaba, normal con todo lo que lleva encima”, hasta el punto de que pasa desapercibido por practicamente cualquier persona (todo el mundo al que le he hablado de esto ha tenido que hacer un esfuerzo enorme para recordar de qué carajo hablo, y eso quien ha conseguido recordarlo). Lo ponen TAN normalizado que directamente queda como si nada. Y es una escena de abuso. Chunga. Jodida. Que a mí me dejó temblando para el resto del capítulo. Y como esa, el resto de la serie está cargado de malos tratos y violencia psicológica del hombre a la mujer a niveles descomunales. Yo tuve que dejar de ver la serie porque ese maltrato sistemático y ninguneado a todas luces por la trama de la película me encogía todo por dentro de unas maneras horrorosas.

    Gracias, gracias y mil gracias por el análisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s