The Americans: las mujeres de la KGB

Por Nacho Quintana Vergara

Hace unos meses, FOX España y Mediaset anunciaban la compra de los derechos de emisión en España de la primera temporada del thriller de espionaje estadounidense The Americans, creada por el ex agente de la CIA y guionista de la misma, Joe Weisberg. Aún sin fecha concreta para su estreno en España, la serie se revela como uno de los grandes aciertos de la temporada, a juzgar por los índices de audiencia alcanzados y el gran éxito de la critica en los EEUU. Pero al margen de estos precedentes, quizás lo que hace destacable e interesante esta serie sean sus personajes femeninos y las dinámica de género y poder que en ella se representan.

Fotograma de The Americans

Fotograma de The Americans

Ambientada en Washington D.C. durante la Guerra Fría (principio de los años 80), The Americans cuenta la historia de Elisabeth (Keri Russell) y Philip (Matthew Rhys) Jennings, dos espías rusos miembros del Directorio S (células durmientes de agentes de la KGB totalmente integrados en la sociedad estadounidense), que fingen ser un matrimonio de agentes de viajes mientras cumplen misiones de espionaje para Moscu y cuidan de sus dos hijos, quienes ignoran la verdadera identidad de sus progenitores. Lo que en un principio podría parecer un simple thriller de acción y espionaje, a medida que la trama se desarrolla, se descubre como un interesante drama habitado por complejos personajes, inmersos en una constante evolución psicológica. Y todo ello acontece sin caer en patriotismos y juicios morales facilones: ni los malos son tan malos ni los buenos son tan buenos, lo que ya en si es un triunfo.

Dejando a un lado otras valoraciones, como ya he mencionado, el punto fuerte es la caracterización de sus personajes femeninos, los cuales son abundantes en computación con otras ficciones televisivas. Mientras la presencia de la mujer en las oficinas del FBI se limita a la de una secretaria, los principales papeles femeninos forman parte de las filas de la KGB, ocupando cargos del mismo nivel que sus compañeros varones, reflejo de la participación activa de la mujer en la vida publica de la URSS, en contraposición a la domesticidad a la que constrige la sociedad capitalista.

A la cabeza de estos personajes encontramos a Elizabeth Jennings, interpretada por la actriz de Felicity, Keri Russell, que se anuncia como uno de los personajes femeninos de ficción televisiva mas interesantes y controvertidos del año. Elizabeth es ante todo como una profesional. Una espía fuerte, inteligente, auto suficiente, leal a la patria y convencida de la causa, que, al mismo tiempo, cuida de su familia y su hogar, en una aparente paridad con su compañero Philip, gracias a la cual, ambos son capaces de conciliar una vida laboral de alto riesgo y una vida domestica a caballo entre la realidad cotidiana y el teatro.

 como Elizabeth Jennings

Keri Russell como Elizabeth Jennings

Sin embargo en ciertos momentos el personaje es criticado por su frialdad y distancia emocional, cualidades que a priori se presuponen en un espía pero que en este caso solo caracterizan a Elizabeth, ya que Philip es retratado como una persona emocionalmente abierta y accesible a pesar de que ambos desempeñan el mismo trabajo, que en ocasiones incluye el asesinato, siguiendo patrones sexistas en los que ciertas actividades suponen un dilema solo cuando son realizadas por mujeres. A pesar de esto, cuanto mas conocemos de Elizabeth y sus procesos emocionales a lo largo de la historia, podemos ver claramente que no solo no es tan fría como quieren hacernos creer, sino que además gestiona activamente sus propias emociones y sentimientos, y que a pesar de su férrea fidelidad al KGB y a los intereses de la URSS, se muestra a lo largo de la trama capaz de tomar sus propias decisiones y cuestionar aquello que la rodea, mostrando que su verdadera fidelidad es consigo misma y sus ideales.

Seria interesante discutir sobre el uso que hace de su cuerpo como instrumento de trabajo y hasta que punto su cuerpo ha sido instrumentalizado, puesto que ha sido entrenada para ello, pero no quiero caer en spoilers. Sin embargo, existen algunas premisas, a priori positivas, en cuanto a este tema puesto que Philip emplea en ocasiones los mismos medios, por lo que el uso de la sexualidad y el cuerpo en el espionaje se representa como un método legitimo con independencia del genero, y por otra parte, la relación de Elizabeth con su cuerpo y su sexualidad fuera del trabajo está desproblematizada, lo que presupone un cierto control sobre el uso de su propio cuerpo.

Margo en el personaje de Claudia

Margo Martindale en el personaje de Claudia

Otro de los personajes estrella es Claudia (Margo Martindale), supervisora de ambos. Rompiendo los moldes a los que nos acostumbran en televisión, Claudia es una mujer en sus cincuenta, a quien podríamos considerar la evolución de Elizabeth, ya que ambas comparten las mismas cualidades profesionales, aunque Claudia se encuentra en un puesto de responsabilidad superior. Además, la similitud no se limita al aspecto profesional sino que entra también entra en lo personal, puesto que el personaje también es acusado de frialdad, aunque lo curioso de este caso es que sera la propia Elizabeth quien lo haga, cuando de la misma manera, el desarrollo de los acontecimientos nos muestra que bajo la disciplina, profesionalidad y lealtad de Claudia, se esconde una persona sensible, capaz de tomar sus propias decisiones y fiel en ultima instancia a si misma.

Aunque si ambos personajes pueden ser censurables en ocasiones por ser violentos o deshumanizados, debemos considerar que son profesionales del espionaje y emplean las mismas armas que sus colegas de oficio masculinos, por lo que resulta refrescante, ya que no es siempre aplaudible, ver y disfrutar personajes femeninos poderosos, incluso si no estamos de acuerdo con el poder.

Fotograma del personaje de Nina ()

Fotograma del personaje de Nina (Annet Mahendru)

Entre los demás personajes femeninos que pueblan The Americans cabria hacer una llamada de atención sobre Nina (Annet Mahendru), la agente doble y Sandra Beeman (Susan Misner), esposa del agente del FBI Stan Beeman (Noah Emmerich), ya que si a priori no suponen modelos emancipados de mujer, su evolución a lo largo de toda la primera temporada hace creer que se dirigen en esa dirección.

En definitiva, este articulo es una invitación a seguir el fantastico thriller The Americans, como una oportunidad para descubrir y disfrutar personajes femeninos no periféricos, ni convencionales, relevantes en el desarrollo de la trama, así como una excusa para seguir debatiendo sobre la representación de la mujer, que aun falta nos hace.

Imágenes propiedad de FX, de la cadena Fox.

Anuncios

Una respuesta a “The Americans: las mujeres de la KGB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s